BUDA SAKIAMUNI-MYTHS AND LEGENDS DYNASTY

03001179

BUDHA SAKYAMUNI-MYTHS AND LEGEND DYNASTY

Más detalles

1 Artículo

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

27,00 €

Más

Preciosa figura del Buddha iluminado Sakyamuni. Realizado en polvo de bronce y porcelana fria. Ideal para regalar a los seres queridos, para decoración de cualquier rincón del hogar o negocio.

Medida 12 X 6 X 14 cm

SAKYAMUNI es el Buda histórico conocido como el príncipe Siddhartha Gautama.

Sakyamuni nos ofrece amor incondicional y la paz universal en el momento de la iluminación.La tierra como testigo indicada por los dedos de mano derecha invocando hacia abajo en el Bhumisparsha Mudra.

Buda, el Iluminado, Siddharta Gautama Sakyamuni, vivió en India entre los años 563 y 483 a .C. Hijo del príncipe Suddhodana, que según cuenta la tradición, intentó apartar al muchacho de la vida religiosa y lo casó con su prima Yasodhara, naciendo un hijo llamado Rahula. 

Pero Siddharta se vio impulsado por el ascetismo y abandonó su familia y bienes en búsqueda de la Verdad. Y allí pudo ver por primera vez a un anciano, a un hombre enfermo y a un cadáver, descubriendo de pronto que el sufrimiento es la suerte de toda la humanidad.
A los 35 años dio un gran paso hacia la iluminación, el día de luna llena de Vesakha (mayo del 523 a .C.) se sentó bajo una higuera sagrada en Uruvela decidido a no levantarse hasta haber alcanzado el nirvana. Durante la noche alcanzó niveles cada vez más altos de conciencia, llegando a conocer sus vidas anteriores y al 'ojo divino' capaz de seguir la reencarnación de todos los seres. Captó las Cuatro Nobles Verdades: 

- toda existencia es sufrimiento 

- todo sufrimiento es causa de la ignorancia y el apego 

- se puede vencer el sufrimiento superando la ignorancia y el apego 

- esta superación se alcanza a través del Óctuple Noble Sendero, que se resume como moralidad, samadhi (concentración) y sabiduría.   

Desde ese momento quiso hacer partícipe a la humanidad de su experiencia e inició una intensa labor de predicación de su doctrina, caracterizada por la serenidad. Todo lo que hizo el Buda fue observar con atención y ecuanimidad total la conciencia humana a través de su propia conciencia. Es decir, se observó a sí mismo hasta llegar a conocerse.  Fundó una orden monástica llamada Sangha que se dedicó a extender el budismo por todo el mundo a lo largo del tiempo, y así enseñó compasiva e incansablemente durante  45 hasta desencarnar a la edad de 80 años. 

Sus últimas palabras fueron: "todas las cosas son perecederas. Esforzaos por vuestra salvación". 

30 productos más en la misma categoría