ARCANGEL URIEL CON ANTORCHA-VERONESE RELIGIOSO ARCANGELES

WU68773A4

ARCANGEL URIEL-VERONESE STUDIO COLLECTION

Más detalles

Este producto ya no está disponible

79,00 €

Más

Esta estatua de bronce del Arcángel Uriel tiene detalles pintados a mano, y muestra una calidad exquisita. 

Uriel se encuentra preparado para la batalla, con la lanza  en una mano y una antorcha en la otra. 

La estatua mide 22 X 14 X 35 cm. 

Hecho en una mezcla de polvo de bronce con porcelana fría, tiene la apariencia de una  estatua de bronce.

Esto  es  un gran regalo para los amigos y la familia, regalo perfecto para cualquier persona que necesita protección de los Arcángeles!, es un producto artesanal, el Arcángel San Uriel viene con detalle de color pintado a mano sobre una pátina de bronce. 

Este arcángel es el ángel de la salvación, y es uno de los 7 Arcángeles principales que sirven a la humanidad. 

Uriel nos puede mostrar cómo curar todos los aspectos de la vida, convirtiendo decepciones en victorias, encontrar bendiciones en la adversidad, y liberar las cargas dolorosas y memorias de el pasado a través de la aplicación del perdón incondicional.

Función Angélica: Es Regente de los Serafines y Querubines.

Es uno de los Ángeles de la Presencia.

El Arcángel de la Salvación.

Príncipe de la Luz e interprete de las profecías.

Se lo considera al Arcángel puesto por el Padre Eterno a las puertas del Paraíso con su Espada de Fuego.

Es el Portador de la Llama Divina, la Luz de Dios. 

Dones Espirituales: Emana el Fuego del Amor y de la Gracia de Dios que nos Sostiene, nos Mantiene, nos Provee y al mismo tiempo nos Depura.
Dones para la Tierra: Uriel es el Ángel de la manifestación de la Divina Providencia, del Amor y de la Gracia de Dios. Es quien transporta la Chispa Divina al cuerpo físico, haciendo que en nuestros corazones, arda, el Fuego de la Gracia y del Amor de Dios. Se ocupa de manifestar o de desechar, en el plano físico todo los que necesitamos para nuestro sustento material y evolución espiritual. Combate la ira, el odio y las formas de sentimiento-pensamiento involutivas, enviando el Fuego del Amor de Dios al corazón de los hombres. Es el Ángel del Arrepentimiento y la Retribución, que nos ayuda a entender la Ley de causa-efecto. El nos ayuda a encontrar nuestra Luz interior y a reconocer la Luz Divina presente en todo lo Creado. 
Categoría: Ángeles del Sustento. Los Ángeles de su Orden liberan las energías de Paz, Gracia, Organización y Precipitación de Dios hacia todo lo creado. Trabajan activamente para despertar nuestro interés en el mundo espiritual. En nuestro planeta, Uriel y sus Ángeles son los encargados de desalojar y purificar las contaminaciones mentales, astrales y físicas emanadas por los pobladores de una región, mediante fenómenos naturales como lluvia, terremotos, erupciones volcánicas, etc. para seguir el Plan Divino. En estos casos, se han de invocar, para que le den asistencia a las personas afectadas y devuelvan la Armonía a la región. 
Su imagen y Símbolos: Uriel se manifiesta para mostrarnos la Presencia del Amor de Dios como un joven radiante con túnica y manto color fuego, naranja-dorado, con alas brillantes. El puede tener en su mano izquierda, una llama ardiente que simboliza el Fuego ardiente de el Amor Divino, la Manifestación del Espíritu Puro en el plano físico, la Purificación y la Iluminación. 
Puede presentarse descendiendo a la tierra con una espada ígnea, flameante, que simboliza la destrucción de las energías contaminantes, la falsedad y la oscuridad. Así como también el triunfo de nuestra naturaleza Esencial, la Victoria de la Luz, del Amor y la Gracia de Dios que habitan en nosotros. Visualizamos así a Uriel Arcángel, para que nos libre de caer en la pasión del odio, la ira y la impaciencia, nos proteja de personas malvadas, iracundas, nerviosas y derrame en nuestro corazón y en el alma de los que nos rodean, el Amor de Dios.
Puede vérsele con un libro o un pergamino en la mano que representa la Revelación, la Interpretación, la Sabiduría de la profecías.
También se lo representa con sus manos abriéndose las vestiduras del pecho, para dejar salir el Fuego Sagrado del Amor Divino. Lo podemos visualizar de esa forma para solicitar que avive el Fuego del Amor Divino que habita en nuestro corazón, que eleve nuestra vibración y nos acerque mas al Reino de los Cielos. 
Para manifestar lo que necesitamos, o desechar lo que ya no es útil para nosotros, debemos invocar siempre al Arcángel Uriel, visualizando una gran Columna de Luz dorada-anaranjada-rubí.(Tal como seria, si abriéramos un baúl lleno de oro y rubíes dentro de una cueva). El responderá a nuestras peticiones de acuerdo al Plan Divino. 
Celebraciones: Se celebra su fiesta el 28 de Julio.

30 productos más en la misma categoría