OSIRIS

NUR15

Este producto ya no está disponible

39,00 €

Más

Figura de Osiris replica de la original del templo de Abydos. La figura esta moldeada a mano en piedra egipcia, En el pedestal tiene inscripciones y jeroglificos egipcios.

Figura de gran peso por el material con que está realizado.

Medida 29 cm.

Esta figura representa la deidad Osiris. El dios está envuelto en un sudario que abraza perfectamente los contornos de su cuerpo, de proporciones esbeltas y elegantes. En sus manos, cruzados sobre el pecho, sujeta el flagelo (el cetro nekhekh, visible en la mano derecha) y el cetrohekat, en forma de cayado. 

Sobre su cabeza lleva su tocado representativo, la corona Atef, compuesto por la corona blanca del Alto Egipto, flanqueada por dos plumas de avestruz; una serpiente desciende por la parte delantera de la corona, justo por encima de la frente, se muestra erguida la cabeza de la ureus. La barbilla está adornada con una larga barba postiza trenzada, que termina en un tirabuzón.

Originalmente, la figura de Osiris estaba relacionada con la fecundidad de la tierra de Egipto de la renovación de la vegetación y el mundo de los pastores, como lo demuestra el cetro hekat (que reproduce cayado de los pastores). Osiris encarna la tierra fértil y los campos de cultivo, además se convirtió, en el guardián del orden del universo y de los ciclos de la naturaleza. 

El mito asociado a esta deidad más famoso que está en relación con su muerte, conocido por muchas versiones; Osiris es hijo de Geb (la tierra) y Nut (el cielo) y el esposo de Isis, el dios era sobre todo un faraón. Con Isis, eran los soberanos de Egipto que enseñaron a la humanidad la agricultura y la pesca (por parte de Osiris), el tejido y la medicina (por parte de Isis). Celoso de sus soberanía, su hermano Seth lo asesinó, cortó su cuerpo y esparció las partes por todo el país. Sin embargo, Isis, su esposa y fiel viuda, encontró todos los fragmentos y volvió a montar el cuerpo de su marido, con la ayuda de su hermana, Neftis , y de Anubis, que embalsamó el cadáver. Después de darle vida por un breve instante, Isis fue fecundada por Osiris: esta unión dio como resultado el nacimiento de Horus, que, siguiendo los pasos de su padre, se convirtió en faraón. Y así, después de haber sobrevivido a la terrible experiencia de la muerte, Osiris triunfó gracias a la magia de su esposa y se convirtió en el gobernante del inframundo, que contenía las semillas de la vida y, al mismo tiempo, era el protector del difunto, a quien le prometía la vida después de la muerte. 

Estas dos características estrechamente relacionadas que le vinculan como dios de la fertilidad y divinidad funeraria fueron sin duda la base para el éxito del culto a Osiris en el mundo egipcio: desde el Imperio Nuevo en adelante se produjeron muchas estatuillas de Osiris que fueron depositados en santuarios y ajuares funerarios. 

 

Figura especial para regalar a abogados,jueces, amantes del arte egipcio. Puede ser una figura para formar parte de un altar.


Aunque existen varios santuarios en su honor, su templo principal se encuentra en Abydos, donde según la leyenda, fué enterrada su cabeza (una de las catorce partes en que fué dividido por su hermano Set, y que fueron esparcidos por Egipto).

Tubo su mayor importancia en el Imperio Nuevo.

30 productos más en la misma categoría