RELOJ EGIPCIO DE ARENA-VERONESE MYTHS AND LEGEND

03000742

RELOJ DE ARENA SACERDOTISAS DE LA DIOSA ISIS

Más detalles

1 Artículo

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

45,00 €

Más

Reloj de arena con dos sacerdotisas egipcias, realizado en polvo de bronce y porcelana fria, modelado y pintado a mano en metales nobles por la prestigiosa firma símbolo de calidad Veronese Studio Collection en su rama Mitos y leyendas.

Regalo muy original para amantes de la mitologia egipcia y su arte.

Medida 17 X 5 X 16 cm

La medición del tiempo


 la civilización egipcia fue la primera en dividir los días en partes más pequeñas gracias al reloj de sol

Cada día se dividía en 24 intervalos, que equivalían a las 24 horas, y más comúnmente ). El día, considerando por día el tiempo de luz natural, se dividía en 12 partes iguales, y la noche en otras 12. Lógicamente las horas diurnas eran de duración diferente a las nocturnas y además cada intervalo diurno y nocturno variaba según la época del año. Las horas diurnas eran de mayor duración durante el verano que durante el invierno. Existía además una palabra "at" que podía designar el concepto de "instante". No existía una duración definida para el término, aunque en algunos textos se ha traducido este símbolo por minuto erróneamente, o al menos no debe entenderse como 1/60 de una hora. Cada hora diurna y nocturna tenía un nombre, pero a efectos religiosos parece que sólo as 12 horas nocturnas reflejaban las 12 regiones del Duat, las regiones que atravesaba la barca solar en su viaje nocturno por el "mundo del Más Allá". 

La medición se realizaba, fundamentalmente, mediante el uso de relojes de sol o gnomos en las horas de luz natural y con listas de posiciones estelares durante la noche. Además se empleaba la clepsidra, un gran vaso de piedra en cuyo interior se grababan unas marcas que reflejaban una escala horaria. Solían estar decorados exteriormente con escenas que representaban a diferentes divinidades. En el vaso, que se llenaba con agua, se hacían perforaciones de diferentes diámetros, de manera que el agua pudiese escapar con mayor o menor caudal dependiendo de las horas que se quisiesen regular. No se sabe que antigüedad tiene la clepsidra, aunque tenemos constancia que durante el Reino Nuevo ya se empleaban. Durante el reinado de Amenhotep I (XVIII dinastía) un personaje llamado Amenemes inventó "para gloria del faraón" una clepsidra que funcionaba con un único agujero, según se refleja en una inscripción.

30 productos más en la misma categoría